dark overlay
nav button USDA Logo

FSIS

Web Content Viewer (JSR 286)

Actions
Loading...

Web Content Viewer (JSR 286)

Actions
Loading...

Web Content Viewer (JSR 286)

Actions
Loading...

Web Content Viewer (JSR 286)

Actions
Loading...

Web Content Viewer (JSR 286)

Actions
Loading...

Apr 29_ 2004 KS Firm Recalls___

 

Podcasts
Una Cocción Adecuada con Ollas de Cocción Lenta
Introducción:
Bienvenidos a la serie de podcasts “La Inocuidad de los Alimentos en el Hogar” del Servicio de Inspección e Inocuidad de los Alimentos del Departamento de Agricultura de los EE. UU., donde se le presentan temas sobre el manejo, la preparación y el almacenamiento adecuado de las carnes, aves y productos de huevos procesados.

Hoy quiero proveerle algunos consejos para cocinar inocuamente en las ollas de cocción lenta.

Muchas personas relacionan las ollas de cocción lentas con el invierno. Pero el invierno no es la única época del año en que se pueden utilizar las ollas eléctricas de cocción lenta. El uso de las ollas eléctricas de cocción lenta puede ayudarle a simplificar su agenda, ya que le ahorrará tiempo si planea por adelantado. Además, estas ollas utilizan menos energía eléctrica que los hornos convencionales.

¿Qué son las ollas de cocción lenta?
Las ollas de cocción lenta son aparatos eléctricos pequeños que se usan sobre el mostrador. Cuecen los alimentos constantemente a baja temperatura y alta humedad por un periodo de 8 a 12 horas. Generalmente entre 170 y 280 ºF. Las ollas de cocción lenta pueden variar en tamaño, desde uno a 6 cuartos.

Comience con una olla, utensilios y superficies de trabajo limpios. Por supuesto, lávese las manos antes y durante la preparación de los alimentos. Mantenga los alimentos perecederos refrigerados hasta el momento de prepararlos. Si corta carnes y verduras por adelantado, refrigéralas por separado. La olla eléctrica de cocción lenta puede demorar varias horas en alcanzar una temperatura adecuada para destruir las bacterias. La refrigeración constante asegura que las bacterias, las cuales se multiplican rápidamente a temperatura ambiental, no tengan ninguna ventaja durante las primeras horas de la cocción.

Es importante que siempre descongele las carnes o aves antes de colocarlas dentro en una olla eléctrica de cocción lenta. Escoja recetas con alto contenido de humedad como chili, sopas, guisos o salsa para pastas. Si usa comidas congeladas comerciales para usarse en ollas eléctricas de cocción lenta, prepárelas de acuerdo a las instrucciones del fabricante.

No llene la olla a más de dos tercios ni menos de la mitad de la capacidad. Si piensa usar verduras, colócalas en la olla de cocción lenta cubriendo el fondo y alrededor de los lados, ya que éstas se cuecen más lentamente que las carnes y las aves. Luego, añada la carne y cubra los alimentos con algún líquido como caldo, agua o salsa para barbacoa. Mantenga la olla tapada y destápela solamente para revolver o verificar si el alimento está listo.

La mayoría de las ollas eléctricas de cocción lenta tienen dos o más niveles de temperatura. Los alimentos toman diferente tiempo para cocerse, dependiendo del nivel de temperatura que se escoja. Ciertamente los alimentos se van a cocer más rápidamente con temperaturas altas que con bajas. Sin embargo, para cocerlos durante todo el día o para carnes que no son muy tiernas, podría preferir usar los niveles bajos.

De ser posible, ajuste la temperatura de la olla al nivel más alto por la primera hora del tiempo de cocción y luego ajuste al nivel bajo o al que su receta sugiera. No obstante, no es riesgoso el usar el nivel más bajo durante todo el tiempo. Por ejemplo, si usted debe ir a trabajar y el tiempo de preparación es limitado.

Mientras la olla siga funcionando, los alimentos en ella se han de mantener inocuos durante la cocción y aún después de estar listos.

Si ocurre un corte de electricidad durante el tiempo de cocción, y usted no esta en su hogar, deseche el alimento aunque le parezca estar listo.

Si está en el hogar, termine de cocer los ingredientes inmediatamente por otro medio; como una estufa de gas, en la parrilla al aire libre o en otra casa donde haya electricidad.

Cuando estás en el hogar, si el alimento estaba completamente cocido antes del corte de la electricidad,
Mientras la olla siga funcionando, los alimentos en ella se

éste permanecerá inocuo por dos horas en la olla sin electricidad.

No le recomendamos calentar las sobras en una olla eléctrica de cocción lenta. Los alimentos cocidos se deben recalentar sobre la estufa, en el horno de microondas o en un horno convencional hasta que alcancen una temperatura de 165 grados Fahrenheit. Entonces, estos alimentos calientes pueden colocarse en una olla de cocción lenta precalentada para mantenerse calientes hasta la hora de servir, a una temperatura de por lo menos 140 grados Fahrenheit, medido con un termómetro para alimentos.

Para más información, visite www.fsis.usda.gov o Pregúntele a Karen por PregunteleaKaren.gov

Y Recuerde, “Mantenga los Alimentos Sanos”.

Despedida:
Gracias por escuchar este podcast de la “Inocuidad de los Alimentos en el Hogar.” Déjenos saber que usted piensa acerca de este podcast al enviarnos sus comentarios a podcast@fsis.usda.gov.
Last Modified May 20, 2013